Stonehenge

Stonehenge Stonehenge

 

Posiblemente lo más impactante y misterioso de la historia antigua sea que algunos de sus monumentos han llegado intactos hasta el día de hoy. Edificios modernos se deterioran cotidianamente en nuestras ciudades, mientras que en ciertos lugares del mundo hay piedras que llevan miles de años resistiendo al paso del tiempo, y este el caso de lo que es probablemente uno de los sitios más llamativos de toda Europa, tanto por su historia misteriosa como por su apariencia: Stonehenge.

Este círculo de piedras, cuya imagen todos hemos visto en algún libro de historia o programa de televisión, se sitúa en el condado de Wiltshire (a 2h 45minutos de Londres en coche) y lleva ahí unos... ¡3500 años!


El nombre “Stonehenge” no tiene un origen cierto, pero se supone que la palabra viene del antiguo inglés Stanhengist, que significaría algo así como “piedras colgadas”; y es efectivamente un buen nombre, ya que lo más destacado de este sitio son los enormes bloques de piedras que lo caracterizan. Se estima que la construcción del complejo duró aproximadamente unos 2000 años, lo cual corresponde más o menos a ochenta generaciones de hombres, y unos 30 millones de horas de trabajo.


Además de la enormidad de la obra, la precisión con la cual fue construida (de noreste a suroeste, en una posición atentamente calculada que permite una observación astronómica simplemente asombrosa por aquellos tiempos) nos hace sospechar que no se tratara de un simple lugar de reunión para campesinos, sino de algo más grande, posiblemente de origen religioso.

Las leyendas sobre el uso de Stonehenge son claramente muchísimas y todos, al observar este sitio tan extraño, podemos imaginar grupos de antiguos celtas brindándole homenaje a sus divinidades misteriosas. Hubo quienes aseguraron que en las piedras de Stonehenge se practicaban sacrificios humanos, quienes dijeron que se utilizaba para rituales de adoración a la Luna y al Sol, quienes apoyaron la hipótesis de un sitio astronómico... lastimosamente, el misterio de Stonehenge parece imposible de resolver.
Hablando de misterios, ¿no has notado nada raro en la historia de este sitio? Deja que te demos unos detalles acerca de las piedras: estas fueron posicionadas en tres fases de épocas diferentes, todas correspondientes a uno de los círculos visibles.

¿Cómo se construyo Stonehenge?

 

Stonehenge
Stonehenge desde el aire

 

 

Durante la segunda fase (2500 a.C. aproximadamente) 82 bloques de basalto azulado (bluestone en inglés) que pesaban unas 4 toneladas cada uno fueron transportados al sitio desde las montañas de Gales, casi 400 kilómetros más al Norte de Stonehenge. ¿Impresionante? No es todo. Durante la tercera fase ( 2000 a.C aproximadamente) las últimas piedras, llamadas sarsen stones, se transportaron por unos 40 kilómetros. Estas pesaban alrededor de 50 toneladas cada una; se calcula que semejante trabajo hubiese requerido del esfuerzo de 500 hombres para mover tan solo una de ellas, y unos 100 hombres más que pusieran rodillos de madera frente a la piedra, para que esta pudiera deslizarse hacia adelante. Y ahí nos surge la pregunta que lleva años y años intrigando a los expertos de todo el mundo: ¿cómo es posible que hombres de esa época, con la tecnología de hace unos 3000 años, pudieran organizar y llevar a cabo un trabajo tan enorme?

Hay muchas hipótesis acerca de cómo fue posible que las piedras de Stonehenge llegaran a su último destino, pero ninguna confirmada. La leyenda cuenta que el responsable de dicho viaje fue el famoso mago Merlín, quien decidió mover las enormes piedras de un sitio al otro, pero para nosotros es más probable que por lo menos las bluestones hayan sido transportadas desde Gales a través de ríos, lo cual hubiese hecho mucho más fácil el movimiento de unos bloques tan pesados. No obstante eso el misterio de cómo las “sarsen stones” hayan podido viajar más de 40 kilómetros es un misterio: demasiado pesadas para transportarse en agua, este enigma histórico aún no se ha sido resuelto.
Lo que es cierto es que desde 1986 Stonehenge se clasifica como patrimonio de la UNESCO, y que desde entonces ya no podemos pasear tranquilamente entre sus piedras, esto solo se permite en solsticios y equinoccios, cuando la Sociedad de Druidas Británicas celebra fascinantes rituales New Age. Si te interesa este culto, ¡no esperes en reservar un viaje para el próximo solsticio!


Al día de hoy, muchísimos son los que acuden a Stonehenge para admirar la belleza misteriosa de sus piedras, debido a esto se recomienda reservar las entradas con bastante antelación, para asegurarse de poder acceder al monumento en el día y a la hora deseada (nadie quiere pegarse el viaje hasta ahí y luego quedarse mirando desde lejos, ¿cierto?).

Horarios para visitar Stonehenge


16 de Octubre 2015 – 15 de Marzo 2016: 9:30 – 17:00
16 de Marzo 2016 – 24 de Marzo 2016: 9:30 – 19:00
Los horarios a partir del 24 de Marzo serán disponibles cerca de la fecha. La última visita sale unas dos horas antes del cierre.
Un detalle curioso: los horarios de visita en los días 20,21 y 22 de Junio puede variar debido a... ¡los festejos del solsticio!

Precios de visitar Stonehenge
Adultos: £14.50 (reserve online); £16.00
Niños (5-15): £8.70 (reserve online) ;£9.60 
Familias (2 adultos, hasta 3 niños):£37.70 (reserva online); £41.60 
Para más informaciones puedes consultar esta página: http://www.stonehenge.co.uk/
Stonehenge tiene muchos misterios y pocas respuestas: ¡no queda nada más que ir y opinar en persona!
 

Runa Falzolgher

Soy una joven italiana afincanda en Londres, enamorada del reino unido, estudiante de filología y literatura. Además de hablar español con un simpático acento latino, me gusta viajar y recorrer el mundo, si por mi fuera, viviría de viajar y escribir.

Más en esta categoría: Bristol »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.